Urano en la casa 5

d5ecc82ecaed4464a6b293fd872f5760Una persona con Urano en la casa 5 puede mostrar talentos, dones y habilidades únicas. Si el tipo se interesa por el arte, por ejemplo, suele ser espontáneo, repentino, quizá con un toque moderno, inusual o fresco. Dado que este emplazamiento aporta destellos de perspicacia creativa, están dotados de creatividad y originalidad y existe un inmenso impulso para expresar lo que es único y diferente de la personalidad. El espíritu rebelde de la creatividad irrumpe en la personalidad, pero puede mostrar patrones inconsistentes y hay un enfoque en las vías de expresión creativa no desarrolladas. El tipo tiene una poderosa necesidad de autorrealización que exige cierto reconocimiento por parte de los demás. Dado que esta casa es también la esfera del romance, la persona puede sentirse atraída por otros que son diferentes, inusuales o excitantes (Urano). La persona puede experimentar un enamoramiento repentino, y puede traer consigo alianzas amorosas repentinas o un embarazo inesperado, y pueden producirse cambios repentinos en la vida del hijo mayor. Cuando Urano se sitúa aquí puede significar que un hijo o hija encarna a Urano y es excepcionalmente brillante, creativo, rebelde u original. Tal vez su descendencia goce de una generosa autonomía, pero puede haber una falta de restricciones. La paternidad adoptiva es a veces un rasgo común, o la persona está aislada y separada de sus hijos.

Con esta colocación, hay un fuerte deseo de parejas nuevas y emocionantes, con una necesidad de variedad, de cambio, una cierta cantidad de inquietud. Este emplazamiento de Urano puede relacionarse a veces con la promiscuidad y la experimentación en el frente romántico. Las relaciones pueden romperse repentinamente o ser intermitentes; las relaciones amorosas son catalizadores que despiertan la luz interior de la creatividad y traen nuevos capítulos románticos electrizantes. El tipo se siente atraído por personas y situaciones que son muy diferentes y especiales de alguna manera, pero la participación puede ser fugaz. La necesidad de autodescubrimiento es clave aquí; el individuo se siente mejor si se expresa libremente. El yo suele expandirse para incluir cuestiones más amplias del colectivo, pero a nivel personal, les gusta descubrir nuevas aficiones o intereses.

Puede que haya habilidades creativas en el diseño web, la tecnología, la informática, la astrología o la ciencia. Urano se asocia con el cambio y con la toma de conciencia progresiva del propio potencial. La posición de Urano en la carta natal es donde suele producirse el crecimiento más rápido y parece acelerar el desarrollo. Urano es también el arquitecto de la creación, que rige su diseño y los patrones del universo; por lo tanto, suele haber un toque innovador y revolucionario en todo lo creativo. Urano lo ve todo a través de los ojos del futuro y tiene una relación con Prometeo en el mito, lo que significa previsión una especie de visión y premonición. El planeta Urano representa el impulso de golpear nuestras vidas con visión y revelar el pleno conocimiento de nuestro potencial interior.

Según Liz Greene, la 5ª casa no es la de la paternidad, sino que se ve más en el papel de la contribución colectiva a cada generación. Además, el niño de Urano puede ser «obras creativas, intelectuales o espirituales». En otros casos, los hijos son vistos como una carga y una restricción en la vida del individuo y éste puede sentirse obligado a elegir entre sus potenciales no vividos y su necesidad de espacio y libertad y tener hijos.

Ocasionalmente, Urano en la 5ª puede estar vinculado con uno de esos aparentes actos del destino de los que hemos estado oyendo hablar bastante, en el que se produce la pérdida del hijo, o una separación forzosa (como un divorcio en el que la custodia del hijo se otorga al otro progenitor). Esto puede reflejar o no cualquier ambivalencia personal, pero puede ser parte de un patrón más profundo, que requiere que el individuo encuentre un sentido de identidad a través de creaciones distintas al hijo biológico. A veces, la incapacidad de tener hijos se ve reflejada por Urano en la 5ª, y puede que no haya mucho que se pueda hacer al respecto, aparte de la adopción o la maternidad subrogada, que son en sí mismas resoluciones extremadamente uranianas. Uno puede anhelar tener hijos, pero la situación obliga al individuo a reflexionar de manera diferente sobre su vida. El arte de robar fuego

Urano desafía nuestros límites humanos, empujándonos y exigiéndonos que nos desprendamos en un impulso casi impersonal de mayor libertad y autoexpresión. Normalmente, el consejo de los astrólogos para evitar algunos de los cambios más bruscos e imprevisibles en la casa de Urano es dejar que el espíritu de autoexploración y el potencial atraviesen la puerta de la casa:

Honrar conscientemente a este dios del cambio es vital si el individuo con un Urano fuerte quiere sentirse feliz y realizado. Ignorado, el dios de los cielos estrellados hará llover una serie de acontecimientos inesperados y cortantes que pueden hacer que la vida más apagada parezca un carnaval, desde el exterior. Por dentro puede sentirse completamente fuera de control. Es mejor dejar que un poco de lo bizarro entre en la vida como algo natural, no sea que el camino se vuelva demasiado predecible y mundano. La banalidad seguramente llamará la atención de este dios. Astrología y aptitud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.