La estimulación del nervio vago y sus múltiples beneficios

La estimulación del nervio vago puede ser la clave para mejorar su salud.

La inflamación es la causa subyacente de la mayoría de las enfermedades, ya que el sistema inmunitario lanza una respuesta inflamatoria para proteger las células cuando detecta un peligro. Sin embargo, detectar la causa inicial de esa inflamación puede resultar el reto más importante.

El Nervio Vago se conecta a muchos sistemas del cuerpo y tiene una influencia significativa en la inflamación sistémica y la salud en general.

Explorando el Nervio Vago y sus Funciones

Este artículo examina por qué el Nervio Vago es esencial y cómo funciona para contribuir a la salud incluyendo:

  • Por qué es importante el Nervio Vago
  • Cómo influye el Nervio Vago en la salud
  • Signos y síntomas de la disfunción del Nervio Vago
  • Nervio Vago. La estimulación y sus beneficios
  • Una nota importante sobre el gluten y el Nervio Vago

Por qué es importante el Nervio Vago

Derivado de la palabra latina vagus, que significa «vagar», el Nervio Vago hace honor a su nombre. El nervio vago se extiende desde sus raíces en el cerebelo y el tronco encefálico, serpentea por el cuerpo y se ramifica múltiples veces para inervar todos los siguientes órganos principales:

  • la faringe
  • la laringe
  • el corazón
  • el esófago
  • el estómago
  • el intestino delgado y
  • intestino grueso hasta su flexión esplénica

Este amplio alcance hace que el Nervio Vago intervenga en funciones como el gusto la deglución, el habla, el ritmo cardíaco, la digestión y la excreción.

El Nervio Vago es un miembro insustituible del sistema nervioso parasimpático, o SNP, que se asocia con las actividades fisiológicas clasificadas como «descanso y digestión»

Como su nombre indica, el SNP se especializa en calmar el cuerpo y digerir los alimentos para restaurar el suministro de energía del cuerpo, entre otras funciones. Para conseguirlo, el Nervio Vago se comunica con sus órganos asociados liberando un neurotransmisor llamado acetilcolina que ayuda a facilitar la regulación de la presión sanguínea, el equilibrio de la glucosa en sangre, el ritmo cardíaco, el gusto, la digestión, la respiración, el llanto, la sudoración, la función renal, la liberación de bilis, la secreción de saliva, la fertilidad femenina y los orgasmos.

Las hormonas de todo el cuerpo también están conectadas con el Nervio Vago. La insulina disminuye la liberación de glucosa del hígado para estimular el Nervio Vago, mientras que la hormona tiroidea, T3, estimula el Nervio Vago para aumentar el apetito y la producción de grelina. La grelina también estimula el nervio vago para aumentar el hambre.

La función del nervio vago es esencial para la liberación de oxitocina, testosterona y péptido intestinal vasoactivo. La producción de la hormona liberadora de la hormona del crecimiento, GHRH, y la activación de la hormona paratiroidea para convertir la vitamina D3 en vitamina D activa también dependen del Nervio Vago.

Cómo afecta el Nervio Vago a la salud mental y física

Aunque el Nervio Vago afecta a órganos fuera del sistema nervioso central, o SNC, que consiste en el cerebro y la médula espinal, es importante recordar que el Nervio Vago tiene sus raíces en el tronco cerebral y el cerebelo. El funcionamiento óptimo del nervio vago, o «índice de tono vagal alto», se asocia con fuertes conexiones sociales, emociones positivas y mejor salud física. Los individuos con un índice de tono vagal bajo experimentan depresión, ataques cardíacos, soledad, sentimientos negativos y derrames cerebrales.

La salud cerebral y la salud intestinal se influyen mutuamente y el Nervio Vago es precisamente el vínculo entre ambas. El índice de tono vagal puede considerarse como la «sensación intestinal» del cuerpo que se transmite directamente al cerebro y produce un bucle de retroalimentación de más positividad o más negatividad.

Los estudios más recientes indican que el índice de tono vagal está determinado por las señales liberadas por el sistema inmunitario denominadas citoquinas. Se está investigando para comprender mejor cómo la estimulación del Nervio Vago ofrece la posibilidad de tratar afecciones inflamatorias, como la artritis reumatoide, sin el uso de fármacos.

Signos y síntomas de la disfunción del Nervio Vago

Dadas las extensas conexiones entre el cerebro y el intestino a través del Nervio Vago y sus ramas, existen numerosas regiones vulnerables a la disfunción. Estas regiones pueden agruparse en tres áreas principales:

  • Comunicación dentro del cerebro
  • Comunicación del cerebro a otros órganos
  • Comunicación de otros órganos al cerebro

Dependiendo de qué área esté afectada, la disfunción del Nervio Vago puede manifestarse como:

  • Agresión
  • Ansiedad
  • Niebla cerebral
  • Inflamación crónica
  • Retraso en el vaciado del estómago
  • Depresión
  • Dificultad para tragar
  • Mareos o desmayos
  • .

  • Fatiga
  • Cambios en el ritmo cardíaco (alto o bajo)
  • Ardor de estómago
  • Síndrome del intestino irritable (SII)
  • Deficiencia de vitamina B12
  • Aumento de peso

Si no se diagnostica o no se trata, la disfunción del nervio vago puede conducir a enfermedades más graves, incluyendo:

  • Adicción al alcohol
  • Autismo
  • Bulimia
  • Cáncer
  • Insuficiencia cardíaca crónica
  • Fibromialgia
  • Corazón
  • Síndrome de intestino permeable
  • Trastornos de la memoria o enfermedad de Alzheimer
  • Migrañas
  • Trastornos del estado de ánimo Trastornos del estado de ánimo
  • Esclerosis múltiple (EM)
  • Obesidad
  • Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)
  • Poca circulación sanguínea
  • Acúfenos

Evitar las enfermedades y los estilos de vida que dañan el Nervio Vago es esencial para mantener a raya los signos y síntomas anteriores. Estos incluyen el alcoholismo, la ansiedad, la diabetes, la fatiga, el daño físico al Nervio Vago, la mala postura y el estrés.

La estimulación del Nervio Vago y sus beneficios

La disfunción del Nervio Vago suele ser el resultado de un bajo índice de tono vagal, por lo que la estimulación del Nervio Vago puede funcionar como un tratamiento para los signos, síntomas y enfermedades mencionados anteriormente. Muchas de estas formas de tratamiento representan cambios en el estilo de vida, lo que significa que es seguro adoptar más de una de las siguientes prácticas para aumentar el índice de tono vagal.

  • Añadir marisco a la dieta
    El EPA y el DHA que se encuentran en el marisco estimulan el Nervio Vago para aumentar la variabilidad del ritmo cardíaco y reducir la frecuencia cardíaca. Estos efectos también pueden obtenerse con un suplemento de aceite de pescado.
  • Conviértete en yogui
    El yoga no sólo mejora el estado de ánimo y disminuye la ansiedad, sino que también aumenta la actividad del Nervio Vago y del sistema parasimpático. La respiración lenta y profunda asociada al yoga activa unos receptores de presión muy sensibles en el corazón y el cuello llamados barorreceptores que envían señales al cerebro indicándole que active el Nervio Vago.
  • Construir conexiones sociales
    Las investigaciones demuestran que las relaciones sociales hacen que los individuos se sientan más cerca de los demás, y ese sentimiento estimula el Nervio Vago.
  • Mascar chicle
    Mascar chicle potencia la liberación de la hormona, CCK, desde el intestino que ayuda a facilitar la comunicación del Nervio Vago con el cerebro.
  • Toser o contraer los músculos del estómago
    La sensación que se siente al toser o defecar es producida por el Nervio Vago, por lo que recrear estas actividades estimula el Nervio Vago.
  • Comer más fibra
    La fibra aumenta el GLP-1, una hormona que favorece la comunicación entre el Nervio Vago y el cerebro, ralentiza el vaciado del estómago y hace que el cuerpo se sienta lleno durante más tiempo.
  • Actuar sobre la laringe
    Actividades como cantar, hacer gárgaras, o incluso activar el reflejo nauseoso, actúan sobre la laringe estimulando así el Nervio Vago. Para ayudar a activar el reflejo nauseoso, utilice un depresor de lengua o una cuchara.
  • Ejercite regularmente
    El ejercicio estimula el Nervio Vago para estimular el flujo intestinal beneficiando así el índice vagal junto con la excreción.
  • Ayune intermitentemente
    El ayuno intermitente reduce el número de calorías consumidas. Esa reducción de calorías hace que la variabilidad de la frecuencia cardíaca se dispare y el metabolismo caiga en picado, dos acontecimientos que desencadenan la función del Nervio Vago.
    Busca un acupuntor
    La acupuntura tradicional, especialmente en la oreja, estimula el Nervio Vago.
  • Toma la luz solar directa
    Los rayos UVA aumentan los niveles corporales de la hormona estimulante de los melanocitos (MSH), otra hormona que estimula el Nervio Vago. Los rayos UVB aumentan el número de receptores de MSH en todo el cuerpo haciendo posible que se una aún más MSH.
  • Incorpora la oración todos los días
    Los estudios demuestran que rezar estimula el Nervio Vago aumentando la presión arterial diastólica y la variabilidad del ritmo cardíaco. Estos efectos mejoran la salud cardiovascular en general.
  • Ríete a menudo
    La conexión entre la risa y el tono vagal se descubrió por primera vez a raíz de que las personas se desmayan por eventos que implican que el cuerpo se cargue, como toser, reír, mover los intestinos, tragar y orinar. Los desmayos son el resultado de otros síndromes que implican al Nervio Vago, pero en individuos sanos, la risa favorece una mejor cognición a la vez que previene las enfermedades del corazón.
  • Aprende a amar las temperaturas frías
    Ajustarse a temperaturas más frías que la temperatura corporal media hace que el SNP entre en acción a través de la estimulación del Nervio Vago. Este efecto se consigue mejor bebiendo agua fría, sumergiendo la cara en agua fría o tomando duchas frías.
  • Medita a diario
    Meditar para promover el amor y la bondad dentro del espíritu aumenta el índice de tono vagal. El canto del Om es un método alternativo de meditación que produce el mismo efecto.
  • Practicar Tai Chi
    Los estudios demuestran que el Tai Chi aumenta la variabilidad del ritmo cardíaco, lo que indica que lo consigue mediante la activación del Nervio Vago.
  • Recibir masajes a menudo
    Los masajes en el cuello y en los pies estimulan el Nervio Vago a la vez que reducen el riesgo de convulsiones y de enfermedades cardíacas, respectivamente. Los masajes de presión en todo el cuerpo estimulan la función intestinal, lo que activa indirectamente el Nervio Vago.
  • Dormir sobre el lado derecho
    Dormir sobre la espalda disminuye la activación del Nervio Vago, pero dormir sobre el lado derecho muestra una mayor estimulación del Nervio Vago en comparación con dormir del lado izquierdo.
  • Pasar algún tiempo con Nervana
    Nervana es una forma de tecnología diseñada para estimular el Nervio Vago a través de ondas eléctricas sincronizadas con la música. Disponible como generador de una cara o como auriculares de doble cara, Nervana desencadena la liberación de neurotransmisores del cerebro e induce la calma dentro de la mente y el cuerpo.
  • Suplementa el zinc y la serotonina (5-HTP)
    El zinc es crucial para la función del Nervio Vago, y muchas personas son deficientes en este mineral sin saberlo. La serotonina activa el nervio vago a través de varios receptores diferentes en el cuerpo.
  • Tomar un probióticoOptimizar la salud intestinal es ideal para maximizar la estimulación del nervio vago. Tomar un probiótico puede asegurar esto especialmente el probiótico, Lactobacillus rhamnosus, que mejoró la función de los receptores GABA para el Nervio Vago en estudios con animales.
  • Probar un enema
    Expedir el movimiento de los intestinos expande los intestinos y activa la actividad del Nervio Vago.
  • Utilizar la terapia de campo electromagnético pulsado (PEMF)
    Las investigaciones confirman que los campos magnéticos estimulan el Nervio Vago al aumentar la variabilidad del ritmo cardíaco. El uso de un dispositivo que estimula las ondas del campo magnético pulsado directamente en la tripa, la cabeza y el cuello se dirigirá al Nervio Vago.
  • Trabajar las cuerdas vocales
    Cantar, tararear, cantar, hablar y otros ejercicios de las cuerdas vocales aumentan la variabilidad del ritmo cardíaco que activa el Nervio Vago.

Una nota importante sobre el gluten y el nervio vago

Las personas sensibles al gluten pueden experimentar inflamación y trastornos cerebrales, incluyendo ansiedad, autismo, TDAH, trastorno bipolar, depresión, esquizofrenia, enfermedad de Alzheimer o enfermedad de Parkinson.

Esta sensibilidad al gluten también altera la salud intestinal, lo que resulta en un índice vagal reducido. Por lo tanto, dejar de consumir gluten es otra forma de estimular el Nervio Vago al tiempo que se favorece la salud intestinal y se reduce la inflamación del cerebro.

Los estudios demuestran que la estimulación del Nervio Vago también reduce la presión arterial, disminuye el ritmo cardíaco, reduce la respuesta del cuerpo al estrés y mejora la digestión.

Más allá de los alimentos sin gluten

Consumir una dieta sin gluten va más allá de buscar alimentos sin gluten. La dieta sin gluten ideal incorpora alimentos ricos en antioxidantes y otros alimentos ricos en ubiquinona y acetil-L-carnitina que protegen el cerebro del daño oxidativo. Un profesional de la salud integral puede proporcionar algunas opciones dietéticas excelentes para mantener una dieta sin gluten.

Bergland, C. (2016, julio). La estimulación del nervio vago reduce drásticamente la inflamación. Recuperado de Psychology Today en https://www.psychologytoday.com/us/blog/the-athletes-way/201607/vagus-nerve-stimulation-dramatically-reduces-inflammation

Cohen, J. (2018, mayo). 32 Consejos de estimulación del nervio vago + funciones y trastornos. Recuperado de Self Hacked en https://www.selfhacked.com/blog/32-ways-to-stimulate-your-vagus-nerve-and-all-you-need-to-know-about-it/

Kresser, C. (2017, mayo). Está el gluten matando tu cerebro? Recuperado de Kresser Institute en https://kresserinstitute.com/gluten-killing-brain/

Ropp, T. (2017, septiembre). 12 Formas de desbloquear los poderes del nervio vago. Recuperado de Uplift en https://upliftconnect.com/12-ways-unlock-powers-vagus-nerve/

Shaw, E. (2017, noviembre). Cómo la tonificación del Nervio Vago cura el dolor. Extraído de Uplift en https://upliftconnect.com/toning-vagus-nerve-heals-pain/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.