Estos son los 5 tipos de virtualización

Las empresas de todos los tamaños están adoptando la virtualización como una forma de reducir los gastos de TI, mejorar la seguridad y aumentar la eficiencia operativa. Pero aunque la gente ya es consciente de sus beneficios, muchos todavía no conocen los diferentes tipos de virtualización. A continuación, le mostraremos algunos de los métodos de virtualización más comunes y cómo pueden cambiar las reglas del juego para su empresa.

Virtualización de aplicaciones

Se trata de un proceso en el que las aplicaciones se virtualizan y se entregan desde un servidor al dispositivo del usuario final, como ordenadores portátiles, smartphones y tabletas. Así, en lugar de iniciar sesión en sus ordenadores en el trabajo, los usuarios podrán acceder a la aplicación directamente desde su dispositivo, siempre que haya una conexión a Internet disponible. Esto es especialmente popular para las empresas que requieren el uso de sus aplicaciones sobre la marcha.

Virtualización de escritorios

De forma similar a la virtualización de aplicaciones mencionada anteriormente, la virtualización de escritorios separa el entorno del escritorio del dispositivo físico y se configura como una «infraestructura de escritorio virtual» (VDI). Una de las mayores ventajas de la virtualización de escritorios es que los usuarios pueden acceder a todos sus archivos y aplicaciones personales en cualquier PC, lo que significa que pueden trabajar desde cualquier lugar sin necesidad de llevar su ordenador de trabajo. También reduce el coste de las licencias y actualizaciones de software. El mantenimiento y la gestión de parches son sencillos, ya que todos los escritorios virtuales están alojados en la misma ubicación.

Virtualización de hardware

La virtualización de hardware, quizás el tipo de virtualización más común hoy en día, es posible gracias a un gestor de máquinas virtuales (VM) llamado «hipervisor». El hipervisor crea versiones virtuales de ordenadores y sistemas operativos y los consolida en un gran servidor físico, de modo que todos los recursos de hardware pueden utilizarse de forma más eficiente. También permite a los usuarios ejecutar diferentes sistemas operativos en la misma máquina simultáneamente.

Virtualización de la red

La virtualización de la red combina todo el equipo físico de red en un único recurso basado en software. También divide el ancho de banda disponible en múltiples canales independientes, cada uno de los cuales puede asignarse a servidores y dispositivos en tiempo real. Las empresas que se beneficiarían de la virtualización de la red son las que tienen un gran número de usuarios y necesitan mantener sus sistemas en funcionamiento en todo momento. Con los canales distribuidos, la velocidad de su red aumentará drásticamente, permitiéndole ofrecer servicios y aplicaciones más rápido que nunca.

Virtualización del almacenamiento

Este tipo de virtualización es muy fácil y rentable de implementar, ya que implica la compilación de sus discos duros físicos en un único clúster. La virtualización del almacenamiento es útil cuando se trata de planificar la recuperación de desastres, ya que los datos almacenados en su almacenamiento virtual pueden ser replicados y transferidos a otra ubicación. Al consolidar su almacenamiento en un sistema centralizado, puede eliminar las molestias y los costes de la gestión de varios dispositivos de almacenamiento.

La integración de la virtualización en su empresa puede ser un proceso complejo y confuso. Lo ideal es que recurra a la ayuda de expertos para realizar el trabajo correctamente. Si está buscando soluciones de virtualización fiables y de alta calidad, ¿por qué no se pone en contacto con nuestros profesionales hoy mismo? Haremos que su experiencia de virtualización sea rápida y sin problemas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.